Contratar un seguro médico privado suele ser un proceso sencillo. Sin embargo, si eres nuevo en el mundo de los seguros médicos privados y en el sistema sanitario privado de España, es poco probable que estés familiarizado con la terminología común del sector.

En esta guía, repasamos los 10 términos más comunes de los seguros médicos y sus definiciones para ayudarte en el proceso de compra de tu póliza de seguro médico privado.

1. Prima de seguro

La prima es la cantidad de dinero que pagas a tu proveedor de seguros médicos para mantener activa tu póliza. Las primas suelen pagarse mensualmente, aunque la mayoría de los proveedores también tienen la opción de que pagues las primas trimestral o anualmente. La prima total que pagas puede depender de varios factores, como la edad de las personas que requieren cobertura, el número de miembros cubiertos por la póliza, el nivel de cobertura requerido, así como el proveedor de seguros que elijas. Si recibes un seguro médico privado a través de tu profesión, normalmente tu empresa pagará la prima en su totalidad por ti.

2. Enfermedades preexistentes

Una enfermedad preexistente puede ser cualquier condición de salud, síntoma, tratamiento o diagnóstico que alguien haya tenido antes de inscribirse en una póliza de seguro médico. Si tienes una enfermedad preexistente, no te excluye de la posibilidad de contratar una póliza; sin embargo, puede dar lugar a que la enfermedad quede excluida durante un periodo posterior al inicio de la póliza, o a que se incremente la prima. Algunos ejemplos de enfermedades preexistentes pueden ser el asma, la epilepsia y la diabetes.

3. Enfermedades crónicas

Una afección crónica puede ser cualquier problema de salud, enfermedad o lesión que se considere de larga duración y que requiera un control continuo y/o medicación. El término «crónico» describe una afección médica persistente y con pocas probabilidades de resolverse. Muchas compañías de seguros excluyen de la cobertura las afecciones crónicas, ya que los seguros médicos privados suelen estar pensados para afecciones agudas que pueden curarse y que surgen inesperadamente después de la fecha de inicio de la póliza.

4. Cobertura

La cobertura de un seguro médico se refiere a las prestaciones incluidas en el plan. Dada la amplia gama de prestaciones que ofrecen las distintas aseguradoras, la cobertura debe adaptarse a tus circunstancias personales, tu historial médico y tu presupuesto. Un corredor de seguros médicos independiente podrá ayudarte a encontrar la mejor cobertura que se adapte a tus necesidades personales.

5. Titular de la póliza

El titular de la póliza es la persona o grupo a cuyo nombre está registrada la póliza. El titular de la póliza es el propietario de la misma, y obtiene todas las ventajas que ofrece la póliza. A la hora de utilizar la póliza, tanto el titular como los demás miembros de la misma pueden reclamar.

6. Corredor de seguros de salud

Un corredor de seguros de salud o correduría es una persona o empresa independiente especializada en recomendar el seguro adecuado para particulares, familias y empresas. Tienen acceso a las distintas pólizas disponibles en el mercado y pueden comparar diferentes planes para encontrar el más adecuado a las necesidades y al presupuesto de cada persona. Pueden ofrecer asesoramiento experto y ayudarte a elegir y configurar tu póliza de seguro médico. Para hablar con uno hoy mismo, ponte en contacto con Corpas&Llorente.

7. Suscripción médica

Las aseguradoras disponen de diferentes métodos de suscripción, y el tipo de suscripción médica elegido determina qué enfermedades están o no cubiertas. El método de suscripción se elige durante tu solicitud inicial a la aseguradora. Es entonces cuando se te pedirá que rellenes un formulario o consientas que se te pida más información médica en el momento de la reclamación. El tipo de suscripción que elijas es un paso fundamental a la hora de solicitar un seguro de salud.

8. Franquicia

La franquicia es una cantidad de dinero pre acordada que el titular de la póliza paga por adelantado al presentar un siniestro. Normalmente, el cliente puede elegir entre distintos niveles de franquicia al contratar la póliza, o cuando ésta debe renovarse. Cuanto más alta sea la franquicia que elijas pagar, más barata será la prima.

9. Reclamación

Una reclamación es el proceso de reclamar las prestaciones de tu póliza de seguro de salud a la compañía de seguros de salud con la que estás asegurado. Los distintos proveedores tienen diferentes métodos para presentar una reclamación, pero, por lo general, primero tienes que recibir la autorización de la compañía de seguros médicos para tu reclamación antes de recibir cualquier tratamiento.

10. Proveedor de asistencia sanitaria

El término proveedor de asistencia sanitaria puede representar a cualquier profesional u organización médica que preste servicios sanitarios autorizados, incluidos diagnósticos, tratamientos, medicamentos, cirugía o asesoramiento. En el seguro de salud, los proveedores de asistencia sanitaria suelen ser pagados por sus servicios directamente por la compañía de seguros de enfermedad. Sin embargo, en algunos casos, los clientes pueden tener que pagar ellos mismos el servicio, y luego obtener el reembolso de la compañía de seguros médicos; o, si el precio de su tratamiento es superior a lo que pueden reclamar, el cliente puede ser responsable de pagar el déficit directamente al hospital.

Conclusión

Entender la terminología común de los seguros de salud significa que puedes contratar con confianza un plan que se adapte a tu presupuesto y a tus necesidades de protección. Si necesitas más información, visita nuestro centro de seguros o ponte en contacto con nosotros para recibir asesoramiento independiente y gratuito sobre seguros de salud.

Ir arriba